Conociendo la Isla de Tabarca, en Alicante

La visita a la isla de Tabarca es uno de esos planes casi de obligado cumplimiento si queremos visitar los alrededores de la ciudad de Alicante, en plena Costa Blanca. El plan de hoy es buscar vuelos a Alicante, alquilar un coche y conocer la zona, sobre todo la Isla de Tabarca.
La Isla está situada a unas once millas náuticas de la ciudad y cerca del cabo de Santa Pola. En realidad, forma parte de un pequeño archipiélago formado por otros tres islotes: La Cantera, La Galera y la Nao.


En otros tiempos sirvió de refugio a piratas y se han llegado a encontrar materiales de la época romana, pero fue en época de Carlos III, que ordenó fortificarla, cuando su existencia cobró una mayor 
importancia. Esta zona amurallada ha sido declarada Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural.

El paisaje que pueden disfrutar los que la visiten es el de un puerto marinero, rodeado de calas y playas de un increíble azul cristalino. En sus aguas conviven una gran diversidad de fauna, lo que las hace ideales para la práctica de deportes como el buceo o la vela y, además, se puede degustar su plato más típico: el caldero. Su núcleo urbano está plagado de establecimientos hosteleros, ya que el turismo es la base de la economía de Tabarca.
El trayecto, de más o menos de una hora de duración, puede realizarse en barco partiendo de la explanada del puerto de Alicante o también desde Santa Pola, Guardamar, Torrevieja o Benidorm y la frecuencia en las salidas depende de la época del año en la que nos encontremos, siendo mayor el volumen de tráfico marítimo en los meses de verano y Semana Santa.


Un excelente lugar para disfrutar, además habéis de saber que existen multitud de vuelos baratos desde alicante, y que podemos llegar o viajar a muchos destinos desde aqui, ya que es un aeropuerto internacional muy usado en vacaciones, y podemos aprovechar a tomar esos cientos de vuelos regulares y charter a capitales de europa, por ejemplo.

Fotos: Alicanteturismo.com y Flickr de Cafeina.

Dos consejos de viajes en Semana Santa: Ibiza y Tenerife

Se acerca las vacaciones de Semana Santa, y son muchos viajeros que están buscando un agradable destino para pasar estas vacaciones. Y después de un triste otoño e invierno, que mejor que pasar una estancia en unas islas, como en Canarias o en Baleares ¿Qué te parece? Pues os dejamos dos selecciones que hemos hecho, Ibiza y Tenerife.

La espectacular isla balear de Ibiza es uno de esos lugares muy especiales, por ello es idolatrada en el mundo entero desde los años 60. Puedes hablar con un neoyorquino o con un alemán, y te dirán que han oído hablar mucho de Ibiza. Y no solo por su fiesta y sus locales nocturnos, en Ibiza encontrarás alguna de las calas y playas más bonitas del mundo, como Cala D'Hor, Cala Bassa y Cala Comte. Pero no solo calas y playas, podrás visitar preciosos pueblos, mercadillos, paisajes y espectaculares puestas de sol. Eso sí, si vas a Ibiza, evita meses como julio y agosto, no coge nadie más en la isla, palabra de honor. A Ibiza, puedes llegar en barco desde la península y otras islas de baleares, pero la mejor opción es por aire.

Otro gran destino ideal de Semana Santa es la isla de Tenerife, donde se sitúa el Teide. La isla la podemos dividir entre interior y costa, y norte y sur. El interior es rica en paisaje natural y muchas zonas donde el verde te sorprenderá, al igual que en la zona norte. El sur cuenta con un excelente clima todo el año, con muchos días de sol y donde en semana santa perfectamente nos podremos acercar a las playas. Otra curiosidad de Tenerife, es que además de playas de arena dorada y fina, podremos encontrarnos con playas y calas de arena negra y volcánica, donde el contraste de colores te abrumara. Y por supuesto, no abandones la isla sin subir al techo de España, al Teide.
Para llegar a Tenerife la mejor opción sin dudarlo es en avión, ya que por barco es un viaje largo y pesado.


Foto Ibiza. Flickr Xamonich_com
Foto Tenedife: Flickr freakyman